Emplazado a pocos minutos de Quito, en el sector de Cumbayá, se encuentra ubicado el proyecto de casas FF, un conjunto de 4 viviendas que descompone la tipología de vivienda tradicional y vuelve a componerlas en un universo espacial que se teje y entreteje bajo la tierra negra de la Cordillera de los Andes y el cielo equinoccial.

 

 

Los autores Pablo Castro Guijarro y Roberto Morales Guijarro conjugaron las características del terreno y los requerimientos del encargo para generar una propuesta en la que las cuatro casas de 300 m2 cada una,  que en principio debían estar aisladas, se nos presentan ahora en un entramado que, sin cambiar el programa, se entrecruzan y consigue dejar en nosotros la experiencia de sorpresa al recorrerla.

Los volúmenes introducidos en la tierra emergen buscando la luz y se proyectan como visores al bosque que tienen en frente, generando de esta forma superficies verdes a diferentes niveles a manera de terrazas, todas ellas accesibles, y que se funden en el entorno natural en el que está emplazado el proyecto. 

Cada vivienda está compuesta por 3 volúmenes de distintas proporciones y ubicados a distintos niveles según la actividad interna y su ingreso principal peatonal y vehicular, rompiendo la monotonía interna donde el volumen principal de doble altura contiene actividades públicas  y los 2 volúmenes de altura simple para las actividades privadas. Estos volúmenes están conectados por un núcleo principal con un recorrido continuo, que se va alternando de volumen según recorre los espacios.

08.jpg
15.jpg

Los 12 volúmenes que conforman las 4 viviendas están ubicados estratégicamente para adaptarse a la pendiente del terreno pero el uso de estos se va traslapando en cada cuerpo como un tejido, es decir, el uso interno se va moviendo horizontal y verticalmente en el proyecto generando tanto vistas transversales como longitudinales en el exterior e interior, transformando las masas construidas en una especie de paisaje urbano.

03.jpg